Figura: Y un día, volvió el capitán

Figura: Y un día, volvió el capitán Lisandro LópezLisandro López fue el mejor jugador de la noche en la victoria ante Gimnasia de La Plata por tres a uno en el estadio Presidente Perón.

Tras varios encuentros en los que se lo notó disgustado, fastidioso y sin la categoría con la que se lo suele ver dentro de un campo de juego, Licha convirtió dos goles y marcó el camino para que Racing diera vuelta un partido que se había complicado a los pocos minutos del primer tiempo.

En la etapa inicial, el visitante se encontró con un tiro libre tempranero cercano al área que Brahian Alemán lo transformó en gol dejando sin chances a Juan Musso.

Figura: Y un día, volvió el capitán Lisandro López

No obstante, la academia generó varias situaciones de gol y se hizo dueño del balón aunque sin poder batir el arco defendido por Alexis Martín Arias. Hasta que a pocos minutos de cerrarse la primera mitad, Kevin Gutiérrez y Lautaro Martínez encabezaron un contragolpe que terminó en los pies de Matías Zaracho quién remató defectuosamente al arco pero apareció Lisandro Lópezpara tomar el rebote y convertir el empate.

El complemento mostró la misma imagen que el primer tiempo, Racing intentando desnivelar el marcador y Gimnasia de La Plata esperando poder sacar algún contragolpe que inquietara el arco local.

Pero esta vez el tanteador no tardó tanto en moverse para la academia.  A los veintisiete minutos Diego “el pulpo” González recuperó la pelota en mitad de cancha, lanzó un pase largo a Lautaro Martínez quién le puso el balón en la cabeza a Lisandro López para que éste sólo tuviera que empujarla a la red.

Dos a uno y tranquilidad en el cilindro. Sólo quedó tiempo para decorar el resultado. El “toro” se generó sólo una jugada por izquierda que terminó en penal, él mismo se hizo cargo y tras ser atajado por Arias, tomó el rebote y puso el tres a uno final.

Párrafo aparte para Lautaro Martínez que partido a partido demuestra por que los grandes de Europa pusieron los ojos en él y para Kevin Gutiérrez que con tan sólo veinte años y dos partidos como titular se hizo dueño de la mitad de la cancha aportando tanto lucha como calidad para salir jugando.

El Licha que todos querían ver

Lisandro López regresó al nivel que los hinchas de Racing deseaban y que vieron en los primeros encuentros de esta temporada, lo que deja una ventana de ilusión y esperanza de cara a los grandes objetivos que se esperan alcanzar el próximo año.

Por Juan Bustamante